Prioridad de apertura frente a Modo Manual

Prioridad de apertura frente a Modo Manual

Cuando empezamos con nuestra afición a la fotografía nos volcamos en conocer nuestra cámara lo mejor posible, aunque a algunos eso de leerse el manual se le hace cuesta arriba. Cuando queremos emular a esos magníficos fotógrafos que hay por la red, pensamos que para tomar fotografías realmente como los expertos tenemos que disparar nuestras fotos siempre en manual.
En determinados casos eso es así pero no siempre, evidentemente para comprender como funciona nuestra cámara tenemos que practicar en manual, pero también hay que aprender a usar la configuración que mejor se adapte a nuestra escena y al estilo de fotografía que queremos conseguir.
Yo personalmente disparo casi todo en el modo de prioridad de apertura (Av)
¿Por qué? Porque creo que no hay ninguna diferencia entre disparar en modo manual o hacerlo en modo de prioridad de apertura, tal vez quizás que en modo manual estas trabajando el doble para conseguir lo mismo.
Estamos en el exterior y queremos fotografiar a alguien, decidimos disparar en manual de forma que podamos contralar nuestra exposición, nuestra modelo se mueve, posa y nos damos cuenta que la luz va variando y tenemos que estar ajustando nuestra configuración para que nuestro medidor de exposición se quede centrado. Cuando vemos que la fotografía esta subexpuesta o sobreexpuesta cambiamos la velocidad de obturación dejando la apertura fija ya que queremos una profundidad de campo determinada que nos de un fondo difuminado y suave, con bokeh.
Cada vez que hacemos un cambio tenemos que mirar nuestro medidor de nivel de exposición para comprobar que este centrado, en cuanto lo hagamos dos o tres veces se nos olvidara comprobar y tendremos fotografías subexpuestas o sobreexpuestas.

macaAV

En esta fotografía podemos ver el medidor de exposición a cero, cuando fotografiamos en prioridad de apertura AV, la cámara siempre tratara de llevar el medidor al punto neutral o cero. Y con este ajuste nos centramos en la composición, el punto de enfoque y dejamos a nuestra máquina que tome las decisiones de velocidad de obturación por nosotros, es lo mismo que en modo manual solo que la cámara está haciendo por nosotros lo mismo que haríamos en modo manual con la velocidad, es decir mantener el medidor de exposición centrado.
Veamos qué pasa si miramos en el visor y vemos que nuestra toma está un poco subexpuesta para nuestro gusto, al estar en modo AV no podemos ajustar la velocidad de obturación pero si podemos ajustar la compensación de la exposición a +1 por ejemplo de forma que le decimos a la cámara que sobreexponga los disparos en un punto y el resultado será el que nosotros queremos siempre dentro del control de exposición en modo de prioridad de apertura.
Por lo que en estas situaciones el modo manual no aporta nada, al revés puede ser una carga adicional que nos desvíe de lo más importante que es la escena a fotografiar y nos dediquemos a mover ajustes para que el medidor quede centrado cuando la cámara lo puede hacer por nosotros.
Por supuesto que en condiciones difíciles de luz el modo manual es el que hay que usar, pero en la mayoría de las condiciones de luz el modo de prioridad de apertura AV es el más adecuado.